Your search results

Tareas de mantenimiento de tu hogar: la reparación de los cajones

Posted by webadmin on 19 mayo, 2018
| 0
cajones

Es bastante desesperante que, cada vez que intentamos abrir o cerrar los cajones de nuestro escritorio o mesa, estos no funcionen correctamente. Tal circunstancia es muy común que nos suceda ya que, el uso y el paso del tiempo, provocan que los cajones se nos descuadren y resulte costoso cerrarlos. Seguramente, te habrás visto en esta situación en tu casa en más de una ocasión. Por este motivo, desde Tres Habitat, queremos aportarte las claves definitivas para que tus cajones recuperen su fuerza y su estabilidad. 

Por supuesto, lo primero que debes recordar es que estos están pensados para proporcionarnos un espacio donde poder guardar nuestras cosas. Sin embargo, no en pocas ocasiones, se nos olvida que pueden soportar una cantidad finita de peso. Razón por la que terminamos sobrecargándolos y, en consecuencia, dañándolos. 

Si has llegado a esta situación, no necesitas llamar a un carpintero y gastar dinero en arreglar los cajones que se caen o que no se deslizan bien. Tú mismo podrás repararlos fácilmente. Si lo que te ocurre es que no desliza correctamente por las guías, lo primero que debemos hacer es no forzarlo. Pásale una pastilla de jabón humedecida por los laterales y, a continuación, extiende este producto con la ayuda de un paño. Verás como vuelve a deslizarse como el primer día. 

También nos podemos encontrar que el cajón no cierre correctamente. El motivo puede ser que la madera haya cogido humedad del ambiente. La solución pasa por lijar un poco el interior y comprobar si, tras ello, se ajusta. Si no fuese así, deberás repetir este proceso tantas veces como sea necesario; así que, lo mejor es que te lo tomes con paciencia. 

Otra de las circunstancias que nos vamos a encontrar en nuestros cajones, es que, al usarlo, este nos vibre un poco. Esto es debido a que los tornillos con los que cuenta, se han aflojado. Evidentemente, esto tiene una fácil solución. Solo tendrás que buscar en el interior de tu caja de herramientas el destornillador adecuado y apretar los tornillos que requieran un reajuste.