Sea por un cambio de vivienda o sea para recuperar rentabilidad, es importante considerar todos los gastos que conlleva la venta de un inmueble para no llevarnos sorpresas.

En Treshabitat te explicamos todos los gastos que hay que tener en cuenta al vender un inmueble.

Dentro de los gastos principales que hay que asumir cuando se vende un inmueble son los diferentes documentos que vamos a necesitar para proceder a la venta entre otros: una Nota Simple, que normalmente solicita el comprador para comprobar que el inmueble no tiene cargas pero que podemos solicitar por 9€ aproximadamente y comprobar todos los datos. Obtener el certificado energético, que es un documento obligatorio para vender el inmueble y depende de la empresa contratada y del tipo de inmueble y que cuesta entre 80€ y 150€, así como la cédula de habitabilidad, que tiene el mismo coste aproximado que el certificado energético y es el documento que garantiza la habitabilidad del inmueble.

Si hemos pagado la vivienda pero no hemos cancelado la hipoteca en el Registro, también tendremos que asumir esos gastos de cancelación, que van a depender de si realizamos los trámites nosotros mismos o contratamos alguna gestoría para la tramitación.

Una vez que tengamos comprador tenemos que tener en cuenta los gastos de la escritura pública de compraventa, aunque en muchas ocasiones se puede negociar este gasto con él. Y en el caso de que hayamos contratado una agencia inmobiliaria para realizar la venta, tendremos que tener en cuenta que la comisión se sitúa entre un 3% y un 7% sobre el precio de venta.

Lo más importante que tiene que asumir el vendedor de un inmueble son los impuestos.

  • IRPF: que hay que liquidar en el caso de que hayamos obtenido una ganancia patrimonial, es decir, que restando el valor de compra menos el valor de venta salga positivo, y en cuyo caso, habrá que tributar dependiendo de la ganancia obtenida, con un porcentaje que va desde el 19% hasta el 26%.
  • Plusvalía municipal o Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana: que depende de varios factores, entre los que se incluyen: el valor catastral, los años que hemos tenido ese inmueble en propiedad y el coeficiente y porcentaje del tributo que establece el Ayuntamiento.