Cuando se compra una vivienda, ya sea nueva o de segunda mano, hay que hacer frente a una serie de gastos tanto de compraventa como de hipoteca, en el caso de que se financie a través de un préstamo hipotecario.

Desde nuestra agencia inmobiliaria Treshabitat vamos a explicar cuánto cuesta comprar una vivienda de segunda mano.

Como decimos, la compra de una vivienda de segunda mano conlleva, por un lado, gastos de compraventa y por otro, gastos de hipoteca.

Los gastos de compraventa engloban:

  • Gastos de notaría: por el otorgamiento de escritura pública de la compraventa y que oscilan entre 600€ y 875€.
  • Gastos de Registro de la Propiedad: para inscribir la escritura de compraventa, que cuestan entre 400€ y 650€
  • Impuestos: que en el caso de tratarse de una vivienda de segunda mano, corresponde abonar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. El coste de este impuesto depende de varios factores: precio escriturado y ubicación, no obstante, el porcentaje está entre el 6% y el 10%.

Los gastos de gestoría no son obligatorios, aunque normalmente se contrata una gestoría para que se ocupe de trámites administrativos y el abono de los impuestos. Suele costar unos 300€ aunque depende de la empresa que se contrate.

Si necesitas financiación a través de un préstamo hipotecario tendrás que hacer frente también a los gastos de la hipoteca que incluyen:

  • Los gastos de tasación que dependerán de la empresa que realice la tasación y del tipo de inmueble y su valoración, aunque el coste puede estar entre los 250€ los 600€.
  • La comisión de apertura, que puede llegar hasta un 2% del capital prestado

Y de nuevo los gastos de gestoría, en este caso normalmente están contratados por la entidad bancaria para realizar todos los trámites administrativos.

En resumen, para todos estos gastos deberíamos tener entre un 10% y un 12% más del precio total de la vivienda. Asimismo, a través de la tasación, el banco concederá el préstamo, que normalmente resulta un 80% del valor de tasación. Por tanto, hay que incluir este 20% más que no vamos a recibir de parte de la entidad bancaria.